Patrocinadores y colaboradores del Mercat Central Castelló:

1-1878

Los langostinos son un alimento que pertenecen a la familia Penaeidae, del género Penaeus y de la especie Monodon, el cual pertenece a su vez al grupo de los mariscos, concretamente de los crustáceos.

Aunque suelen ser confundidos con las gambas, y en realidad aunque los langostinos sean gambas muy grandes (pudiendo medir hasta 20 centímetros de longitud, sin contar con el langostino tigre negro que puede medir hasta 40 centímetros), lo cierto es que son algo diferentes de las gambas rosadas o grises.

Desde un punto de vista gastronómico y nutricional, lo cierto es que nos encontramos ante un alimento bastante común y muy venerado por parte de muchas cocinas en nuestro país, siendo habitual en platos como la paella, o en ocasiones especiales (como por ejemplo la Navidad).

Propiedades nutricionales de los langostinos

Los langostinos son especialmente ricos en diferentes nutrientes esenciales, necesarios para nuestra salud y para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Por un lado, destacan por su altísimo contenido en proteínas, las cuales son necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo de nuestro organismo; ricas en agua y bajas en grasas, hidratos de carbono y por tanto en calorías (100 gramos de langostinos aportan apenas 0,80 gramos de grasas y 110 kilocalorías).

Por otro lado, son muy ricos en vitaminas y minerales. Entre las vitaminas podemos destacar:

  • Vitamina B3: participa en el aprovechamiento de la energía que nos aportan las proteínas, carbohidratos y grasas, así como en la producción de hormonas sexuales y síntesis de glucógeno.
  • Vitamina B9: importantísima para aquellas mujeres que deseen quedarse embarazadas, ya que previene defectos en la placenta, en el cerebro y en la columna vertebral del feto.
  • Vitamina B12: importante en el funcionamiento de las neuronas, así como en la maduración de glóbulos rojos.
  • Vitamina E: nutriente esencial muy conocido por sus beneficios antioxidantes. Reduce el efecto de los radicales libres, y además ayuda en la prevención del cáncer.

Además, también aporta aunque en menores cantidades vitamina B1 y B2.

Respecto a su contenido en minerales, podemos destacar la presencia de:

  • Magnesio: favorece la transmisión de los impulsos nerviosos, refuerza el sistema óseo y la dentadura, ayuda a mantener estable la presión arterial y protege las paredes de los vasos sanguíneos, actuando como vasodilatador.
  • Selenio: estimula el sistema inmunológico y ayuda a proteger nuestro organismo frente a enfermedades cardiovasculares. Además, ayuda a prevenir el cáncer por su acción antioxidante.
  • Sodio: aunque fundamental para nuestro organismo, el langostino aporta una gran cantidad de este mineral, por lo que no se aconseja su consumo en hipertensos y personas con problemas de retención de líquidos.
  • Hierro: ayuda a prevenir la anemia ferropénica, o a tratarla cuando ya se encuentra presente.